Video clip Kalikumba

Charla con

Maca Miño.

Entrevista a Maca Miño por Mafe Pérez para com. Elisava

Fotografía Behance Maca Miño

maca.migno@gmail.com

De Bogotá a Barcelona

Junio 4 de 2020

Nos reunimos con Maca Miño, diseñadora chilena, para hablar sobre su nuevo proyecto audiovisual: el video musical de Kalikumba junto a Vitu Valera. Nos contó sobre su camino en el diseño, las artes escénicas y sobre su experiencia en el Máster en diseño y creatividad audiovisual en Elisava.

Hola Maca, gracias por este espacio. Empecemos hablando de ti, ¿Cómo ha sido tu trayectoria profesional, cuales han sido tus referentes y qué te inspira? En el área creativa he trabajado desde muy pequeña, siempre me ha gustado la música, el cine y el arte; de hecho en un momento pensé en estudiar teatro. Al final estudié diseño gráfico, me formé como ilustradora de manera autodidacta y lo he trabajo de manera profesional junto con el audiovisual. Entonces bueno, todas las inquietudes artísticas de la danza y el teatro las he hecho de manera extracurricular, me dedico a bailar danza urbana hace tiempo, practico dancehall, ahora estoy con afrohouse. He estado en obras de teatro también entonces conozco mucho los campos artísticos desde muy adentro. Cuando se me presenta algún encargo artístico, tanto de la música como del teatro o de cine, lo entiendo porque ya lo he vivido desde adentro también.

 

Esas cosas me mueven bastante, de hecho el año pasado me gané la beca Fahrenheit de Elisava y tuve que resumir lo que yo era en un minuto; fue súper difícil porque al final sentí que estaba hecha de muchas cosas. No me puedo definir como diseñadora gráfica, me defino en un montón de escenarios y siempre estoy en búsqueda de algo nuevo entonces lo plasmé y traté de mostrar todo con el video.

Siento que me define mi impulso a crear y sobretodo a sacar lo que tengo adentro.

Felicitaciones por ganar la beca, ¿En qué momento te inclinaste por la realización audiovisual y decides hacer el Máster SISOMO? También dentro del campo creativo me he dedicado a la dirección de arte pero de manera muy autodidacta, me gusta nutrirme a nivel visual de muchas cosas también. Creo que creatividad audiovisual al final era como el máster que mas se acoplaba a lo que yo quería porque tenía fotografía, tenía dirección de arte, tenía el mundo del movimiento del cine y además que también trabaja con marca, para mi la identidad marcaria es súper normal porque lo trabajo día a día, entonces al final englobaba todo lo que a mi me gustaba.

Ahora si a lo que vinimos, cuéntanos sobre este gran proyecto. ¿Cómo llegó Kalikumba? El año pasado Elisava convocó a una reunión de delegados (yo soy la delegada). Nos hablaron de una convocatoria para hacer un nexo con IBM (instituto de música de Barcelona) para trabajar con nuevos artistas emergentes que habían hecho un casting enorme y de ahí habían quedado solo 9 artistas. Entonces el filtro era mandar el curriculum y portafolio y ellos te llamaban. Me pareció muy interesante porque me gusta la industria de la música y yo dije bueno, si me llaman sería genial. Finalmente me llamaron y fui a conocer a los 9 artistas que hicieron una presentación, luego me llamaron 3 artistas, uno de ellos fue Vitu Valera, que es el creador de Kali Kumba. Empezaba desde el rediseño completo del artista, porque ellos se están reinventando, había muchos de los nuevos artistas que recién estaban empezando.

En el caso de Vitu él tiene 28 años, lleva muchos años en el mundo de la música de Perú pero acá en Barcelona estaba empezando de cero entonces era como un renacer pero manteniendo sus códigos musicales y como artista.

Tuve reuniones con ellos, les gustó mucho mi book, además que yo les dije que también bailaba estilo urbano entonces él también quería tener un nexo con esto porque su música insta a lo urbano. Ahí empezamos a hablar, me dijo que de partida trabajara en la dirección de arte del videoclip y también bailando, le dije ¡Eso es imposible! Yo conozco mucha gente del área de la danza acá en Barcelona, ahí conocí muchas bailarinas y le mostré las bailarinas que yo pensaba que podrían ser protagonistas de su videoclip. A él le gustó mucho y a su equipo de trabajo le gustó Yissel, la chica protagonista del video clip, es española de origen dominicano, que bailaba increíble y tenía una mirada increíble así que teníamos mucha química a nivel laboral. Ahí se empezó a armar todo.


A nivel de dirección de arte, en la danza empecé a estudiar los códigos que quería plasmar, la paleta cromática que quería plasmar y, sobre todo, mostrar la cultura afro latina pero de una manera actual sin caer en la caricatura del mundo afrodescendiente. África es un continente, cada país tiene sus códigos entonces traté de ser lo más respetuosa posible, lo mas leal a lo que él quería transmitir. Cromáticamente si viene un poco del kuduro y del afrohouse, como Portugal, Angola pero mezclado con climas latinos y totalmente peruanos. Entonces si ves la paleta cromática del video es bastante chicha peruana, que es súper flúor entonces ahí se hizo un mix de sensaciones.

Tenemos varias culturas mezcladas en este proyecto, ¿Cómo logras la unión y el balance entre varios rincones del mundo en este video? Bueno, a nivel de diseño de locación ya lo tenían mas o menos planificado ellos con su equipo y su productor que es Álvaro Sandoval, también con Kevin Chepe que hizo la dirección de foto. Ellos ya tenían vistas la locaciones entonces yo traté de trabajar con lo que ya había, creo que las locaciones fueron bastante interesantes.

Barcelona es un mix con todas las culturas, y por mas que se quiera ver muchas veces como un lugar catalán todo el mundo está, está Cataluña y está todo el mundo a la vez.

Es cosa de darse una vuelta por Barcelona entera y hay una diversidad y una riqueza cultural gigante. Es que hay una riqueza que se tenía que ver y creo que la locación a nivel visual tiene muchos diseños de murales muy interesantes y se ve esa vibra de color, Barcelona desde arriba se ve en tonos tierra porque todo es puro ladrillo pero a final la parte urbana sigue siendo colorida. Por eso las locaciones que se eligieron fueron de color, porque Vitu es un extranjero al igual que yo y sientes eso como un tema de que quizás volvemos al origen.

 

También lo importante para él era mostrar que era peruano entonces por eso acudí a lo Chicha, no explícitamente, pero si la cultura Chicha peruana es muy flúor y a nivel corporal la chica tiene una potencia para bailar que se ven esos colores en su danza también.

Después de todo y viéndolo en perspectiva ¿Cuál crees que es el impacto de Kalikumba en tu carrera profesional? Ya había hecho varias cosas antes pero yo siento que lo mas profesional a nivel de realización fue Kalikumba. Y creo que todo lo que realicé fue todo un camino que recorrí anteriormente porque fusioné el diseño, la dirección de arte, la fotografía con la cultura afro que había bailado mucho antes. A nivel musical mi oído entiende mucho porque bailo y también canto entonces siento cuando una imagen tiene que entrar y cuanto tiene que salir en el tempo de la música entonces se me hizo muy natural. Como que al final todo lo que haces en tu vida es un aprendizaje y costó que saliera pero salió.

 

¿Crees que es necesario que el director de arte tenga una experiencia directa? Como la tuviste tu con la danza, para poder dirigir proyectos así o crees que realmente la investigación inicial es suficiente. No, yo creo que en este caso a mi me facilita.

Pero si creo que una buena directora de arte o realizadora lo que debe tener es un nivel de sensibilidad alto y una capacidad de mutar enorme.

Te puedes enfrentar a cualquier tipo de proyecto, o sea yo de cine de terror no se nada pero si lo investigo y me pongo de lleno me voy a meter en ese mundo como sea. Lo mismo puede hacer una persona que no sepa nada de danza, pero si puede asesorarse por bailarines, es como generar esa estrategia al final.

Creo que lo que tienen que tener como base un creador es buen ojo y ser muy abierto de mente, sobre todo nunca prejuzgar.

Por ejemplo en este caso, hay que investigar sobre la cultura porque si al momento de lanzar el video se hubiera hecho una caricatura me hubiera tirado por la cabeza todo. Creo que cualquier persona que si es profesional y si tiene su metodología lo puede realizar, solo que tiene que cuidar mas si es que no es parte del mundo de la danza o del teatro.

¿Cómo crees que se debe manejar la relación con el creador? ¿Cómo fue tu relación con Vitu? Tuvimos una conexión, yo le entendí su tema. Se me hizo fácil en mi caso porque escucho ese tipo de música, la bailo. Vitu mezclaba sonidos bastante andinos en su época pasada entonces me es familiar.

 

Creo que si o si una realizadora que va a trabajar con un artista tiene que tomarle el parecer, los sentimientos que tiene ese artista porque, la verdad, Vitu es complejo y menos mal que todo el mundo que se creó en torno a Kalikumba le llegó. También es porque hubo un trabajo detrás de eso, las cosas se vuelven mas complejas cuando no están entendiendo lo que se quiere comunicar, entonces es importante saber qué significa la canción para el artista y qué mensaje le quiere transmitir a la gente. Esas cosas son básicas para que una pieza de verdad quede bien y que no quede simplemente vacía y con adornos.

 

Qué ha traído para ti la experiencia de, no solo estudiar un máster en Elisava, sino trasladarte a Barcelona y sumergirte en ella.  Ha sido todo un viaje la verdad porque yo tomé el tema de la beca, yo hace tiempo quería salir de Chile porque sentí que tenía muchas mas inquietudes que quería resolver afuera. Una sola vez había estado acá en un viaje y dije “Este continente tiene algo que entregarme” que es la educación que quise recibir, en Chile me pasaba que me faltaba algo.

 

Lo que si es que a nivel cultural siento que Latinoamérica está que explota, o sea es increíble los recursos que se pueden sacar, siempre tendemos a mirar hacia afuera pero siento que tenemos tanta riqueza adentro.

 

Pero si necesitaba conocer otras cosas y ahí yo dije ¡Ya, me voy! Ahí vi la Beca Fahrenheit y wow se abrió un mundo. Llegué acá, nunca había venido a Barcelona y me encantó. Sobretodo esa diversidad cultural que hay y poco a poco sentí que se abría mucho el mundo. Bueno y los docentes que tuve son excelentes, o sea Marc y Jordi me explotaron el cerebro, yo creo que sacaron lo mejor de mi. Siento que esa calidad de docentes es la que siempre quise tener. Además el grupo que tenía somos todos muy diferentes, de china, ecuador, Brasil y Cataluña entonces también tanta diversidad de ayuda y te inspira.

Esa calidad de docentes es la que siempre quise tener, te miran de manera horizontal, no te tratan como que ellos son seres superiores y que te vienen a salvar la vida sino que son personas que intentan sacar lo mejor de ti y estrujarte hasta lo que mas puedas.

¿Y ahora qué llega? ¿Cómo ves el futuro después de Elisava y lo que has aprendido en el Máster? A nivel profesional yo siento que ya hubo un cambio, siento que abrí demasiado mis horizontes y quisiera seguir explorándolos. No te podría definir si es que voy a cambiar el mundo en Chile pero si creo que Elisava y el aprendizaje que tuve de Jordi, de Marc y de toda la gente linda que conocí  fue de tener un ojo critico y creo que la sensibilidad que tenía la han potenciado muchísimo mas.

 

Estoy súper agradecida con la oportunidad que me entregó Elisava en este caso, o sea ellos fueron el puente, ahora el resto va en ti si a ellos les gusta tu trabajo. También creo increíble el trabajo de Vitu, su música es increíble y lo que quiso mostrar, el tema de la madre tierra, sin querer hizo una canción que tiene que ver con la madre tierra que significa KaliKumba y ahora estamos sufriendo. Estamos debiéndole mucho a la madre tierra entonces siento que pasaron cosas muy locas.

Eso se agradece de Barcelona, que si te abre puertas o sea hay oportunidades, cosa es que tu las agarres.

Puedes conocer mas sobre el trabajo de Maca Miño en su Behance y su Instagram. Ademas escucha el trabajo de Vitu Valera en su Spotify e Instagram.

Comparte esta entrevista